Encuesta BGC - Excélsior

 

Candidatos presidenciales: fijan agenda contra la corrupción, pero no les creen

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz 

  

El combate a la corrupción es el tema que identifica más la población en los mensajes de los tres principales candidatos presidenciales en sus recientes tomas de protesta. No obstante, el cumplimiento de tal propuesta en caso de que llegaran a ganar cuenta con baja credibilidad entre la opinión pública nacional, según se observa en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

En las tomas de protesta de los tres principales candidatos presidenciales, la opinión pública nacional puso escasa atención a lo que los aspirantes dijeron en sus discursos. De lo poco que se recuerda, las promesas de combatir la corrupción fueron los mensajes más citados por la población que se enteró. Además marginalmente se mencionaron aspectos como el rechazo de Anaya a la exigencia de Donald Trump de que México pague el muro fronterizo, la promesa de López Obrador de acabar con las pensiones millonarias de los expresidentes o la propuesta de Meade de convertir al país en potencia educativa. 

Pese a que no se recuerda mucho de los discursos, las tomas de protesta de estos candidatos fueron medianamente conocidas. 51% se enteró de la de Anaya, 46% de la de Andrés Manuel López Obrador y 44% de la de Meade. 

Si bien la lucha contra la corrupción es el tema más captado por la población, este énfasis puesto en ese tópico por los tres candidatos no deriva en credibilidad popular en que lo van a hacer si llegan a ganar. Más del 40% no les cree nada que lo vayan a llevar a cabo, ni siquiera en los casos de López Obrador y Anaya, que han abanderado sobre todo esa promesa. 

El candidato de Morena resulta polémico con sus propuestas que señaló en su discurso. Por un lado, cuenta con ofrecimientos que son ampliamente populares como bajar a la mitad los sueldos a los altos funcionarios, aumentar las pensiones a adultos mayores o vender la flota de aviones y helicópteros del gobierno. Sin embargo, también promete medidas que dividen las opiniones (la cancelación de la reforma educativa), o bien, que de plano no le gustan a la gente como son los casos de la amnistía a criminales si aceptan readaptarse o la cancelación del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México que ya está en construcción. 

Anaya ofreció propuestas que difícilmente podrían generar controversia entre la gente y, por tanto, son bastante aceptadas. Así, la gente está de acuerdo con la instauración del ingreso básico universal, el incremento gradual del salario mínimo hasta alcanzar nivel de bienestar y el despido inmediato de los funcionarios que cometan negligencia en sus funciones. Por su parte, las ofertas concretas que realizó José Antonio Meade, como continuar la reforma educativa y el rechazo al perdón a criminales tienden a ser aprobadas por la gente, aunque significativas minorías están en contra dada la aversión que existe al PRI en un sector relevante de la población. La idea de crear un registro nacional de necesidades divide opiniones. 

Nota metodológica: Responsable de la investigación, Leticia Juárez. Encuesta telefónica nacional: levantamiento del 20 al 21de febrero de 2018, 400 entrevistas efectivas a población mayor de 18 años. Método de selección de la muestra: arranque aleatorio y selección sistemática de los números telefónicos residenciales. Margen de error de +/- 5 puntos porcentuales. La encuesta telefónica tiende a reflejar más la opinión de la población con mayor ingreso y escolaridad. www.bgc.com.mx.