Encuesta BGC - Excélsior

 

Opinan que Meade es buena opción; 17% piensa que había un mejor candidato

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz 

  

El exsecretario de Hacienda es percibido favorablemente por la población; únicamente 27% de los encuestados sabe que no está afiliado al partido tricolor.

El destape de José Antonio Meade para contender por el PRI en la elección presidencial ha sido medianamente conocido. El exsecretario de Hacienda es una persona que tiende a generar una opinión favorable, aunque su nominación se percibe dentro del estilo tradicional priista. No se sabe que él es un candidato sin afiliación al PRI. No obstante, la postulación de un candidato externo generalmente se ve mal y divide opiniones sobre si eso va a beneficiar electoralmente a su partido, según se observa en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

 La virtual postulación de José Antonio Meade por parte del PRI para la elección presidencial ha sido conocida por cerca de la mitad de la población. Meade es un político identificado sólo por 42% de la población con teléfono fijo, pero tiende a causar una impresión positiva entre quienes saben de él. Se le reconoce trayectoria gubernamental y preparación (gráfica 1).

Pocos conocen que Meade no cuenta con militancia priista (27%) (gráfica 2). La mitad no tiene idea de si está afiliado al PRI o no. La nominación de un político no priista es mal vista (40%) y esto se debe por diversas razones: se cree principalmente que la candidatura debería ser para un miembro del partido, que Meade ha de tener una ideología distinta a la del PRI y que había personas con buena trayectoria partidista. Quienes piensan que está bien que el PRI se incline por un candidato sin filiación priista argumentan, sobre todo, que tiene ideas nuevas y que es un cambio bueno para el partido. No hay consenso sobre si esta candidatura de una persona externa aumenta o disminuye las posibilidades de triunfo del PRI (gráfica 3).

Para la mitad de la población, la candidatura de Meade muestra el mismo estilo del PRI de hace años (53%). Una proporción similar no tiene idea de quién o quienes lo escogieron para abanderar al partido en la contienda presidencial, aunque entre quienes cuentan con alguna opinión, el más mencionado es el presidente Enrique Peña Nieto (28%) (gráfica 4). Predomina el desconocimiento sobre si Meade es el candidato más apropiado que podía postular el PRI a la Presidencia de la República (53%). Entre quienes tienen alguna opinión se tiende a creer más que sí era el mejor (30%) (gráfica 5).

No existe un juicio dominante sobre el hecho de que José Antonio Meade haya trabajado en el gobierno panista de Felipe Calderón y en el priista de Enrique Peña Nieto. Para 38% eso le da una mejor impresión de él, pero 31% externa la opinión contraria (gráfica 6). Meade se encamina a contender por el PRI tras su paso por la Secretaría de Hacienda, gestión que divide opiniones entre la gente. 30% cree que tuvo un desempeño bueno o muy bueno en esa dependencia, en tanto un porcentaje prácticamente similar piensa que fue malo o muy malo (29%) (gráfica 7).