Encuesta BGC - Excélsior

 

El Buen Fin agrada, pero no entusiasma; 53% ve favorables las facilidades de pago

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz 

  

La campaña comercial conocida como el Buen Fin tiende a ser bien vista, pero no entusiasma a la gente porque no se le ven beneficios notorios. Aunque se reconoce que puede haber buenos descuentos en precios, varios los critican pues los perciben ficticios. Se valoran más positivamente las facilidades de pago que se ofrecen. No se percibe una mejora sustancial en la calidad de vida de los consumidores por la existencia de esta temporada de ofertas y promociones, según se observa en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

El Buen Fin provoca principalmente opiniones favorables entre la población (buena/muy buena, 44%), debido, fundamentalmente, a las buenas ofertas que se pueden encontrar. No obstante, 31% lo tiene en mal concepto porque cree que no hay descuentos de verdad o que los comercios suben los precios días antes para bajarlos al empezar ese fin de semana. 

Si bien es más frecuente afirmar que en ese fin de semana se ofrecen buenos o muy buenos descuentos (42%), un tercio opina lo contrario. En cambio, el Buen Fin es mejor evaluado en las facilidades en formas y plazos de pago que se ofrecen, como los meses sin intereses: 53% dice que son buenas o muy buenas. 

En general, el Buen Fin no entusiasma particularmente a la mayoría de la población; 59% no espera con ansia alguna su comienzo y sólo 26% cree que vale totalmente o bastante la pena. Aunque se promociona como el fin de semana más esperado del año, compite con otras épocas como diciembre y enero en ser percibido como el mejor momento para aprovechar ofertas y promociones. 

Cerca de la mitad le ve especial utilidad para cierto tipo de mercancías (42%), especialmente los aparatos electrónicos en general o los electrodomésticos en particular. Pese a que tiene siete años de existencia, sólo 39% ha hecho alguna compra aprovechando alguna oferta o promoción en el Buen Fin en años previos. Apenas 28% expresa que planea ir a adquirir algo en su próxima edición este año. La mayoría que dice que no acudirá a comprar nada (68%) lo justifica por la falta de dinero, por la impresión de que no hay verdaderos descuentos o porque no le interesa. 

Aunque el Buen Fin fue creado con la idea de ayudar a mejorar la calidad de vida de los consumidores mexicanos, 43% cree que en nada se alcanza ese propósito y cerca de la mitad piensa que algo o poco. La amplia mayoría estima que los consumidores han obtenido pocos beneficios o ninguno de esta iniciativa comercial (71%). En cambio, cree que las empresas participantes son las que han obtenido grandes o muy grandes beneficios (86%).