Encuesta BGC - Excélsior

 

Apoyan posición sobre Venezuela; 79% tiene una mala opinión de Maduro

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz 

  

Se respalda que México apoye una resolución de la OEA para instar al gobierno venezolano de Nicolás Maduro a reconciliar y democratizar a su país. El régimen de Venezuela es ampliamente cuestionado por la opinión pública nacional. Se percibe rechazo de los partidos mexicanos al gobierno de Maduro, salvo en el caso de Morena, que divide opiniones. Desagrada la postura del expresidente Vicente Fox para impedir que Andrés Manuel López Obrador llegue a la Presidencia a fin de evitar que México se convierta en otra Venezuela Se tiende a pensar que, de ganar en 2018, López Obrador no va a llevar al país a una situación como la de ese país sudamericano, según se observa en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior.

Si bien la postura de la población respecto a la posición que debe tener el gobierno de México es de neutralidad respecto de las partes en conflicto en Venezuela, se respalda mayoritariamente que las autoridades mexicanas favorezcan una resolución de la OEA para que el gobierno de esa nación sudamericana busque la reconciliación y la democratización del país (72%). Este apoyo se justifica en términos de que puede ayudar a que haya paz y se arregle la situación conflictiva en Venezuela. La minoría que no está de acuerdo afirma principalmente que México debe primero resolver sus propios problemas. 

No obstante, el saber la reacción del gobierno de Venezuela cuestionando la calidad moral de su contraparte mexicana debido a los problemas de seguridad, desigualdad y derechos humanos en nuestro país provoca que la opinión pública nacional divida sus opiniones sobre el derecho del gobierno de México para denunciar lo que sucede en tierras venezolanas. Pese a este diferendo entre ambos gobiernos, la mayoría de la población mexicana todavía no capta que haya una relación desfavorable entre ellos. Incluso, existe una percepción en promedio menos desfavorable que la registrada en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón. 

En cualquier caso, la percepción que la población mexicana posee sobre Venezuela y su gobierno es bastante negativa. Existe un claro consenso en que la situación general, económica y política de ese país está peor que la de México (dos tercios así lo juzgan). Del gobierno de Venezuela se opina desfavorablemente (65%), lo mismo que del presidente Nicolás Maduro, quien es identificado por dos terceras partes y causa una mala o muy mala impresión. Existe una sólida creencia de que el régimen de Maduro está generando atraso económico, la formación de una dictadura y la restricción de libertades y derechos humanos. 

Se cree que los principales partidos políticos y la opinión pública mexicana en general rechazan la manera como se conduce el gobierno de Maduro, salvo en el caso de Morena, organización sobre la que se observan opiniones divididas. Sólo un tercio considera que existe algún partido mexicano con propuestas parecidas a las del gobierno de Venezuela. Esta minoría menciona principalmente a Morena y en menor medida al PRD. 

Se reprueba la advertencia del expresidente Vicente Fox de que él se encargará de que Andrés Manuel López Obrador no gane la Presidencia en 2018 para así evitar que México se convierta en otra Venezuela (50%). El rechazo a esta postura de Fox se debe a que se piensa que no tiene calidad moral para decir eso, a que se cree que él no va a elegir al próximo Presidente, sino el pueblo y a que ya no tiene autoridad para meterse en asuntos políticos. 

Tiende a prevalecer la idea de que es poco o nada probable que, si gana, López Obrador llevará a México a una situación como la que se vive actualmente en esa nación de América del Sur, aunque una minoría importante ve una posibilidad media o alta de que sí ocurra.