Encuesta BGC - Excélsior

 

Ven oportunismo en las visitas a migrantes

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz 

  

En general, las visitas que están realizando miembros de la clase política mexicana a connacionales migrantes en Estados Unidos tienden a juzgarse principalmente como oportunistas. En cualquier caso, el creciente interés de los políticos por los mexicanos indocumentados que viven en la Unión Americana no ha sido muy percibido por la opinión pública, con excepción de las acciones del gobierno de México, tal y como se observa en los resultados de la encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior más reciente. 

El reciente activismo de gobernantes, legisladores y dirigentes partidistas para reunirse con migrantes mexicanos en Estados Unidos genera sobre todo una impresión negativa. 46% critica las visitas de estos políticos a los migrantes porque las perciben principalmente como hipócritas y oportunistas. No obstante, 38% las ve bien porque se cree que ayudan. 

Pese al mayor número de actividades con migrantes que han desplegado o han anunciado diversos actores políticos, la opinión pública mexicana no se ha enterado mucho. Como resultado, tiende a creerse que los gobernadores, los legisladores, partidos políticos y sus líderes han mostrado menos interés en la protección de los mexicanos indocumentados que hace un año (casi la mitad así lo expresa). Esta percepción se refleja en que, por ejemplo, pocos saben de la visita del dirigente panista Ricardo Anaya a Texas (18%), del priista Enrique Ochoa a Nueva a York (22%) y de la gira a realizar por Andrés Manuel López Obrador a varias ciudades estadunidenses para reunirse con connacionales (32%). Asimismo, escasamente la población logra mencionar partidos que haya observado realizando acciones en favor de los migrantes. 

En contraste, sí se ha apreciado creciente labor del gobierno mexicano. En comparación con el año previo, la mitad de la población cree que ha mostrado un mayor interés para proteger a los migrantes en Estados Unidos. Incluso se le califica positivamente en cuanto a la manera como está manejando la protección de los derechos de los mexicanos que viven ilegalmente en la Unión Americana (muy buena/ buena 48%). Se reconoce principalmente que se les da ayuda consular, legal e información. 

No obstante, en el tema de la repatriación de mexicanos deportados de Estados Unidos, la evaluación a la labor del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto es desfavorable (mala/ muy mala, 55%). Las opiniones se dividen sobre si este proceso ha sido ordenado y con trato humano. Se cree que a los repatriados se les otorgan apoyos, pero insuficientes (56%), y se mencionan principalmente asistencia para encontrar empleo, ayuda para transportarse a sus lugares de origen y dinero. 

La mayor actividad en favor de los migrantes mexicanos se da en un contexto en que el tema migratorio sigue siendo el más mencionado como principal en la relación entre México y su vecino del norte. Se arraiga la percepción de mal trato por parte de las autoridades migratorias estadunidenses hacia personas de origen mexicano (63%), se advierte deterioro en la situación de quienes están indocumentados en la Unión Americana (84%) y se consolida la creencia de que el presidente Donald Trump está totalmente decidido a promover acciones en contra de ellos (49%).