Encuesta BGC - Excélsior

 

Perciben a Trump con discurso más moderado; se cree que habla menos contra México

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz 

  

Pasadas dos semanas del triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales estadunidenses, se empieza a percibir mayor moderación en sus propuestas. No obstante, la población mexicana se muestra preocupada pues se ve con pesimismo el futuro del país en relación con el próximo gobierno norteamericano, sobre todo en materia económica y migratoria. Al gobierno mexicano se le percibe débil y se espera una actitud más enérgica ante quien será el nuevo Presidente de Estados Unidos, según se desprende de la última encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior.

Tiende a creerse que Donald Trump se ha moderado ahora que ya es Presidente electo estadunidense (44%). Esta apreciación se basa principalmente en que se percibe que habla menos en contra de México o los mexicanos, en que se le oye más conciliador, en que se ha retractado en sus propuestas y en que ha suavizado su postura antiinmigrante. 

En cualquier caso, la impresión que Donald Trump causa entre los mexicanos continúa siendo ampliamente negativa, pero ya no tan unánime como en los meses previos a la elección. 78% cuenta con una opinión mala o muy mala del ahora Presidente electo de Estados Unidos, 18 puntos menos que en septiembre pasado. 

Pese a la mayor moderación que se observa en Trump, los entrevistados en lo personal se sienten preocupados por su próximo arribo a la presidencia de Estados Unidos (algo 36%; mucho 27%) y perciben esa inquietud aún más extendida entre los mexicanos en general (algo 35%, mucho 50%). En cambio, creen que el gobierno de México muestra tranquilidad (53%). 

Mayoritariamente se cree que a México le va a ir mal o muy mal bajo la presidencia de Donal Trump en Estados Unidos (65%). 

Los mayores perjuicios para el país se temen en términos de deportaciones y retorno masivo de migrantes (26%), problemas en general para la economía (19%) y barreras comerciales y renegociación del Tratado de Libre Comercio (13%), aunque también se mencionan el cierre de empresas, desempleo y la construcción del muro fronterizo, entre otros. 

En sí, la población cree principalmente que Trump no va a deportar a todos los indocumentados, sino sólo a una parte (68%), 62% cree que va a renegociar el Tratado de Libre Comercio y llama la atención que hay opiniones divididas sobre el grado en que va a cumplir con la construcción del muro: 24% piensa que lo hará en toda la frontera, 36% piensa que sólo va a edificar una parte y 30% estima que no hará nada. 

Para la opinión pública nacional, el triunfo de Trump ya ha estado afectando significativamente a México en las últimas semanas (muchísimo/ bastante, 53%), lo cual se observa sobre todo en la depreciación del peso, problemas para la economía, regreso de migrantes y alza de precios. 

La postura del gobierno de México en previsión del inicio del mandato de Trump es calificada como débil (53%). 62% cree que las medidas tomadas hasta ahora son poco o nada suficientes. 

La opinión pública espera que la actitud de nuestro gobierno sea más enérgica que moderada (algo fuerte 25%, muy fuerte 35%) y se espera sobre todo que se fortalezca más la economía y el valor del peso, se defienda más a los mexicanos y se muestre más carácter en favor de los intereses del país. 

Ahora bien, se cree que, el gobierno del presidente Peña Nieto puede hacer muchísimo o bastante para renegociar el TLC de manera favorable para nuestro país (61%), para proteger los derechos de los mexicanos en el Estados Unidos (60%) y para evitar que México pague el muro que propone Trump (57%). En cambio, existen opiniones divididas sobre la capacidad de las autoridades mexicanas para impedir la construcción del muro, detener la depreciación del peso frente al dólar e impedir la deportación de indocumentados.