Encuesta BGC - Excélsior

 

Aprobación, estable; califican gestión de Peña Nieto

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz 

  

Tras la caída registrada en la medición de agosto, el nivel de aprobación a la gestión del presidente Enrique Peña Nieto se estabiliza en 27%. El gobierno enfrenta el fuerte escepticismo de la población para creerle que ha habido logros en el actual sexenio, sobre todo si se trata de aspectos económicos. Los apoyos sociales y la obra carretera se perciben más ciertas, según se observa en la más reciente encuesta nacional en viviendas BGC-Excélsior

Como ha sido la tónica prácticamente de todo el sexenio, una sólida mayoría continúa pensando que el presidente Peña no ha cumplido con las expectativas que se tenían de su gobierno (70%). Sólo 21% cree que ha realizado lo que se esperaba de él y 6% estima que ha hecho más. 

Aunque a través de su más reciente campaña publicitaria el gobierno de Peña busca que se reconozca que ha habido más logros durante su sexenio, existe todavía un amplio sector que cree que en México no ha ocurrido nada bueno (41%) o no encuentran qué decir (26%). Sólo un tercio menciona algo, que de manera dispersa se enuncia en términos de captura de narcotraficantes, construcción de carreteras, becas a estudiantes y apoyos sociales, entre otros. 

Los aspectos particulares que el gobierno ha tratado de mostrar como hechos positivos en años recientes generan opiniones encontradas entre la opinión pública. Por ejemplo, mientras se tiende a aceptar que los estudiantes de preparatoria o universidad ya pueden afiliarse al IMSS, que la cobertura del Seguro Popular ya es de 55 millones y que se está arreglando una buena parte de las escuelas públicas, los mensajes relacionados con la economía carecen de credibilidad. Así, más de la mitad considera falso que se hayan creado más de dos millones de empleos en lo últimos cuatro años o que se hayan incrementado los apoyos a los productores del campo para poder exportar, por citar algunos casos. 

A la administración de Peña le siguen pesando las críticas a las reformas, en particular a la energética; los señalamientos de corrupción, la falta de esclarecimiento del caso Ayotzinapa y los problemas económicos, cuestiones que son manifestadas como lo peor que ha ocurrido bajo su mandato. 

Analizados por rubros de política pública, la construcción de carreteras y puentes es el ámbito que sigue siendo más aprobado del gobierno de Peña, aunque ha caído el nivel de acuerdo con lo realizado en ese sector. La Cruzada contra el Hambre también recibe respaldo nuevamente. Sin embargo, la labor educativa y en salud no logran recuperarse y continúan dividiendo opiniones como en agosto pasado. Como se ha visto a lo largo del sexenio, los resultados de la gestión económica son ampliamente cuestionados pues más del 70% está inconforme con la manera como el Presidente ha manejado la creación de empleos y el control de la inflación. 

De las reformas emprendidas por el actual gobierno, la educativa sigue siendo la más aceptada, aunque desde la medición de agosto genera división de opiniones tras el conflicto magisterial más reciente. El nuevo Sistema Nacional Anticorrupción también provoca puntos de vista discrepantes, sin embargo, es mejor visto que reformas como la fiscal y, sobre todo, la energética, que es cada vez más rechazada (59%).