Encuesta BGC - Excélsior

 

Aprueban el nuevo modelo educativo; 47% opina que es novedoso

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz 

  

Gusta el modelo educativo propuesto recientemente por el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño. Quienes lo perciben novedoso lo notan principalmente en la mayor autonomía a las escuelas y la evaluación al magisterio. La población desea mayor énfasis en las matemáticas, el español y el civismo dentro de los planes de estudio, según se observa en la encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior sobre este tema. 

La mayoría de la población está de acuerdo con el nuevo modelo educativo presentado por la Secretaría de Educación Pública (mucho/ bastante, 73%). Como es de esperarse, la opinión pública favorece plenamente los aspectos del modelo que tienen que ver con lograr mayor inclusión y equidad, actualización de los planes de estudio, así como la mayor gobernanza en el sistema educativo a través de reglas claras para la colaboración de sus participantes. La evaluación a los maestros como base para la determinación de ascensos y estímulos logra el aval de tres cuartas partes de la población. Aunque es mayoritario, el respaldo no es tan alto en lo tocante a la mayor autonomía para las escuelas para que directivos, maestros y padres de familia participen en las decisiones sobre su administración y clases a impartir. En este punto, 56% están totalmente o bastante de acuerdo contra 41% que lo apoyan poco o nada

Las opiniones están divididas sobre si el modelo educativo presentado por la Secretaría de Educación Pública es novedoso. Para 47% lo es en mayor o menor medida, pero para 44% es algo que ya existe. Quienes lo ven innovador mencionan distintas razones, tales como el involucramiento de padres de familia y maestros, la evaluación a los docentes y el combate al acoso y discriminación infantil. 

El nuevo modelo educativo se presenta en un momento en el que la población tiende a evaluar desfavorablemente la educación pública que reciben los mexicanos en temas esenciales. Así, hay inclinación a calificar como mal o muy mal la manera como se enseña a los mexicanos a tener pensamiento matemático (45%), a tener valores (49%), a ser analíticos (53%), a expresarse correctamente cuando hablan o escriben (46%) y, sobre todo, a saber comunicarse en inglés (70%). No obstante, prevalece la idea de que se les instruye bien para tener conocimientos y preparación para salir adelante en la vida (47%). 

Respecto de los planes de estudio, la mayoría señala espontáneamente que matemáticas es la materia en que debe mejorar la enseñanza en las escuelas públicas (64% la cita). En menor medida también se mencionan el español (34%), la ética y civismo (25%), la historia (17%) y el inglés (10%). 

Las expectativas de la población a diez años sobre los conocimientos y aptitudes de los estudiantes al haber terminado la secundaria son muy positivas en torno a sus habilidades para el manejo de computadoras e internet (cree las tendrán totalmente/ bastante, 85%). También se observa optimismo en cuanto a la capacidad para expresarse en español con confianza y eficacia, así como para adquirir conciencia cívica y de respeto a la ley (cree totalmente/ bastante, 63% y 55%, respectivamente). En cambio, las opiniones se dividen más sobre las competencias de los estudiantes para tener pensamiento analítico y crítico para resolver problemas en general, mostrarse responsables en el cuidado del medio ambiente y poderse comunicar en el idioma inglés. 

Se cree que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) sí apoya este nuevo modelo educativo (acuerdo, 52%). Opuestamente, se piensa que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) está en desacuerdo (66%). Pese a lo anterior, la mayoría estima que la coordinadora sí participará en la consulta que se realizará para discutir este modelo (51%).