Encuesta BGC - Excélsior

 

Respaldan nueva norma ambiental; 75% cree que seguirá la corrupción en verificentros

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz 

  

Se apoya la nueva norma ambiental para la verificación vehicular y el programa Hoy No Circula en la Ciudad de México. Sin embargo, se le ve insuficiente y no se cree que ayude mucho a disminuir la contaminación ambiental ni a desterrar la corrupción en los verificentros, según la reciente encuesta telefónica BGC-Excélsior aplicada en los municipios que conforman la llamada megalópolis de México. 

Al terminar el periodo de aplicación emergente del Hoy No Circula “parejo”, es decir, sin distinción de hologramas, la mayoría de la población de la Megalópolis de México no sabía de la entrada en vigor en julio de la nueva norma que regula la circulación en la zona y la verificación de los vehículos. Sólo 36% sabe de ella y generalmente se cree que las reglas se aplican básicamente en la Ciudad de México y en el Estado de México. Pocos señalan a las restantes entidades, esto es, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo y Morelos. Los enterados señalan, principalmente, que se hará más estricta la verificación, aunque también se citan los controles al transporte público.

Al informar que existe una nueva normatividad, la opinión pública de la Megalópolis se manifiesta de acuerdo (65%). Sólo 22% está en contra, debido a que se cree especialmente que no se están siguiendo las reglas ambientales. Todas las medidas relevantes de esta norma ambiental alcanzan un alto porcentaje de acuerdo con ella (tres cuartas partes o más las aprueban). Por ejemplo, la introducción del sistema OBD para la certificación de emisiones, el establecimiento de límites máximos de emisión de contaminantes por los vehículos y las medidas para quien los viole, así como también la verificación para autos con holograma cero adquiridos entre 2004 y 2006.

La desaparición paulatina de los microbuses en la Ciudad de México, el estímulo para la compra de nuevos vehículos, la exención de verificación por cuatro años para los vehículos adquiridos en 2016 y la aplicación de medidas fiscales para apoyar la incorporación de vehículos eléctricos e híbridos también son iniciativas ampliamente respaldadas. Existe conformidad con que las nuevas reglas se apliquen en las seis entidades que conforman la megalópolis (acuerdo, 67%). Pese a que se apoya la entrada de la nueva reglamentación, la población no está satisfecha con esas disposiciones (poco/ insatisfecho, 61%), pues se cree sobre todo que son insuficientes (80%). También predomina el pesimismo en torno a si se reducirá sustancialmente la contaminación (no se verán grandes cambios, 58%) y a si disminuirá la corrupción en los verificentros (continuará, 75%).

En cualquier caso, dada la prevalencia de la contaminación, la población de la zona califica el programa Hoy No Circula como un fracaso (67%), pues la amplia mayoría cree que ha ayudado poco o nada para atenuar la polución del aire (58%) o para mejorar la circulación de vehículos en la Ciudad de México (69%). 

Aun así, aunque no se le vea mucha utilidad, la aplicación del Hoy No Circula ampliado en los pasados meses molestó poco o nada a algo más de la mitad (58%), en tanto que inconformó mucho o bastante a un significativo 41%. Entre los automovilistas, tal molestia fue compartida por 45%. 

La aplicación emergente del Hoy No Circula ampliado entre abril y junio por los altos índices de contaminación alcanzados generó opiniones divididas. Mientras 51% cree que fue una mala decisión, para 44% estuvo bien. Se considera que las medidas que incluyó fueron insuficientes (83%).