Encuesta BGC - Excélsior

 

PAN y Morena, los que más avanzaron; 54% cree que las elecciones fueron sucias

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz 

  

La opinión pública nacional considera que el PAN y, en segundo término, Morena son los partidos que más avanzaron en los comicios locales del pasado 5 de junio. Se sabe que el PAN es la fuerza que ganó más gubernaturas. Se percibe que el PRI es el perdedor en esa jornada electoral, según se observa en la encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

La celebración de elecciones locales en 14 entidades el domingo antepasado ha sido conocida por casi toda la población con teléfono fijo en su vivienda (90%). Se señala sobre todo al PAN como el partido que avanzó más en esos comicios (50%), seguido en menciones por Morena (30%) (gráfica 1). 55% afirma que el blanquiazul fue el que ganó más gobiernos estatales. El PRI es el partido que más se percibe como perdedor (40%), aunque 30% no sabe qué contestar. 

El buen desempeño electoral del PAN se explica por motivos relacionados con ese partido (mejor campaña, deseo de cambio con ese partido, alianzas con el PRD) y razones que tienen que ver con el PRI (decepción, hartazgo y descontento con este partido y sus gobiernos). Precisamente se dice que el partido tricolor disminuyó su votación debido a lo que se considera el mal desempeño del presidente Peña Nieto y otros gobernantes priistas, y la consiguiente falta de credibilidad. 

Por su parte, las bajas votaciones que obtuvo el PRD se atribuyen a la falta de credibilidad, divisionismo, malos gobiernos y por el efecto de la salida de Andrés Manuel López Obrador y otros militantes. En contraste, los avances de Morena en algunos estados se explican principalmente por el activismo de López Obrador, la confianza que va generando ese partido y por el deseo de cambio. 

En comparación con elecciones anteriores, se ve que el PAN está ganando más votos, lo cual contrasta con la percepción de baja electoral que tuvo hace un año. El PRI transmite una imagen de pérdida de votos que es mayor a la que se registró en las elecciones de junio de 2015. 

Al igual que en las elecciones del año anterior, la mayoría califica las elecciones celebradas el 5 de junio como sucias (54%). Sólo algo más de la cuarta parte cree que fueron limpias (28%). También predomina la percepción de que en estos comicios hubo menor participación electoral que antes (55%).