Encuesta BGC - Excélsior

 

La aprobación estable; 36% de encuestados avala gobierno de EPN

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Después de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, y del caso de la Casa Blanca en 2014, la aprobación a la gestión del presidente Enrique Peña Nieto se ha mantenido baja, pero notablemente estable. Al transcurrir el cuarto año de gobierno, gustan los apoyos sociales y reformas como la Educativa, pero se cuestionan los presuntos casos de corrupción, reformas como la Energética, las dificultades económicas y la persistencia de la inseguridad pública, según se observa en la más reciente encuesta BGC-Excélsior levantada en viviendas a nivel nacional. 

Casi sin cambios desde fines de 2014, 36% de la población está de acuerdo con la manera de gobernar del presidente Enrique Peña Nieto. Cerca de la mitad califica negativamente su trabajo (mal/muy mal, 45%), un tercio lo ve regular y una quinta parte afirma que es positivo. Nuevamente el conjunto de programas sociales y las reformas son lo más mencionado como lo mejor de su gobierno. Se señalan medidas tales como los apoyos educativos, las ayudas a las personas de la tercera edad, la Cruzada contra el Hambre, Prospera y las acciones en materia de salud. 

Las críticas hacia Peña Nieto son de diversa índole y casi todas son las que se han venido observando desde la segunda mitad de 2014. Las cuestiones más mencionadas como lo peor que ha hecho durante su gobierno se enfilan hacia las reformas emprendidas por su administración, en particular la Reforma Energética, y hacia los asuntos de presunta corrupción (la Casa Blanca) o percibido despilfarro de recursos (el avión presidencial) que se han ventilado. También se cuestiona la mala situación económica del país y la falta de resultados en materia de seguridad y combate al crimen organizado, en lo que se incluye la resolución del caso de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa. 

La falta de cumplimiento de las expectativas creadas sobre Peña Nieto continúa predominando, aunque retrocede en comparación con meses anteriores. 60% estima que ha hecho menos de lo que se esperaba, 6 puntos menos que en noviembre pasado e igual que hace un año. Lejos está todavía de ser percibido como un Presidente que tiene las riendas de la situación del país. 62% piensa que las cosas se salen de su control. 

Al evaluar sus atributos personales como gobernante, generalmente predominan las impresiones desfavorables. Las opiniones positivas más extendidas, aunque minoritarias, se observan en renglones como conocimientos y preparación para gobernar y cercanía al pueblo. En cambio, se le descalifica sobre todo al considerarse que se deja manipular, que es débil para tomar decisiones, que es falso y que es incapaz de resolver los problemas. 

Si bien no es el rubro de política pública más mencionado espontáneamente como la acción más sobresaliente del gobierno de Peña Nieto, la construcción de carreteras y puentes nuevamente es el área mejor evaluada (64% está muy o algo de acuerdo). Existe división de opiniones en temas como el combate al narcotráfico y crimen organizado, la educación pública y los servicios de salud. En contraste, francamente predomina la desaprobación en renglones como la creación de empleos, el combate a la pobreza, la lucha contra la corrupción, la economía en general y el control de la inflación. 

Al correr más de tres años de administración, medidas vigentes como la Cruzada contra el Hambre, la Reforma Educativa y la Reforma de Telecomunicaciones son reconocidas favorablemente por la población, así como también las acciones para detener a líderes de cárteles del crimen organizado, aspecto en el que mejora sensiblemente el acuerdo tras la recaptura de Joaquín El Chapo Guzmán. En cambio, la Reforma Energética provoca puntos de vista encontrados y continúa siendo ampliamente desaprobado el manejo de asuntos espinosos, como el de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa o el de la residencia del Presidente y su esposa en las Lomas de la Ciudad de México (la llamada Casa Blanca).