Encuesta BGC - Excélsior

 

Piden darle tiempo a GIEI; 20% cree que debe finalizar la estancia del grupo

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Se desea que se prorrogue la permanencia del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Pasa bastante inadvertido el reporte presentado sobre el tercer peritaje en el basurero de Cocula realizado por especialistas internacionales y la reacción del GIEI en contra de su divulgación. La opinión pública está dividida sobre el rompimiento de este grupo de expertos con la PGR por este hecho. En cualquier caso, la población tiende a creer en mayor o menor medida que los normalistas sí fueron incinerados en ese lugar de Guerrero, según se desprende de la última encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

Dado que se vence el término del mandato del GIEI a fines de abril, la opinión pública se inclina más a que el gobierno mexicano inicie los trámites con la CIDH para extender nuevamente el periodo de permanencia de los investigadores de esa comisión (50%), aun si se menciona que han estado año y medio investigando, que se han hecho tres peritajes en Cocula, que se ha detenido a más de 100 involucrados y que hay procesos judiciales en curso. Sólo 20% se pronuncia porque ya se dé por concluida la estancia de este grupo de expertos. No extraña que exista un significativo desacuerdo con la decisión del gobierno de ya no ampliar nuevamente el plazo para las actividades del GIEI (69%). 

La gente percibe a los investigadores de la Comisión Interamericana como un grupo que se ha conducido con imparcialidad (55%), sin favoritismo hacia el gobierno o los padres de los normalistas. Sin embargo, el establecimiento tanto de este grupo como del de expertos en fuego para el tercer peritaje no ha generado confianza en que con su contribución se está resolviendo el caso. La población tiene puntos de vista encontrados sobre si la creación de estos grupos ha servido para aclarar las cosas (29%), ha confundido (31%) o está haciendo más difícil encontrar la verdad de lo que ocurrió (37%). 

Sobre el tercer peritaje realizado por un grupo de expertos internacionales en materia de fuego en el basurero de Cocula, pocos se enteraron de la presentación de sus resultados. Sólo un tercio sabe de este informe. Un bajo porcentaje de la población expresa espontáneamente que ese dictamen señala que hay evidencia de que se incineraron cuerpos en ese lugar en septiembre de 2014 (9%).

Asimismo, apenas una cuarta parte sabe que el GIEI externó su posición de rechazo en torno a la presentación del informe de ese peritaje. Al informar a los entrevistados sobre la decisión de estos expertos de la CIDH de terminar su colaboración con la PGR en respuesta a la difusión de ese dictamen sin su anuencia, la población presenta puntos de vista contrapuestos al respecto. 35% cree que está bien esa postura de los investigadores, 38% la ve mal y 22% se muestra indiferente. Un sector cree que esa actitud del GIEI es adecuada porque busca evitar confusión de información entre la población (38%), pero otro cree que ese grupo se está mostrando intransigente y quiere controlar la información (39%). 

Pese a desconocerse el resultado del tercer peritaje, tras año y medio de los sucesos de Iguala, la opinión pública mexicana cree ampliamente que los normalistas están muertos (muy probable, 73%, algo probable, 13%) y acepta en distintos grados la tesis de que fueron incinerados en el basurero de Cocula (muy probable, 40%; algo probable, 23%).