Encuesta BGC - Excélsior

 

Se respalda la modificación al Hoy No Circula

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Se avala el cambio en el Hoy No Circula en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, a fin de que todos los autos dejen de circular un día entre semana sin importar si son de modelo reciente. Esta aprobación se da pese a que se piensa que este programa ha fracasado para abatir la contaminación. La opinión pública de la capital del país y su zona conurbada coincide en que prevalece la mala calidad del aire y se achaca el problema al exceso de automóviles, a las fábricas y al mal estado del transporte público, según se observa en la encuesta telefónica BGC-Excélsior entre habitantes de esta área metropolitana. 

La mayoría de la población de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México aprueba el cambio temporal al programa Hoy No Circula para que dejen de circular un día entre semana y un sábado del mes todos los vehículos, independientemente de si son modelos recientes (acuerdo, 64%). Sólo 25% está en contra, básicamente porque se piensa que los autos nuevos no contaminan tanto y porque se cree que el transporte público es muy contaminante e ineficiente y primero deberían modernizarlo antes que aplicar sin distinción la restricción de circular a los coches particulares. Entre la población que cuenta con automóvil, la aprobación es algo menor (55%).

Una parte sustancial de la población se muestra escéptica de que vaya a mejorar la calidad del aire con los cambios que se van a aplicar desde abril al programa. Más de la mitad cree que no se verán cambios importantes (56%) y la amplia mayoría opina que continuará la corrupción en los verificentros (83%). 

Si bien se respalda este cambio temporal al Hoy No Circula, tanto la población en general de la Zona metropolitana como la que cuenta con automóvil estiman que este programa implantado desde 1989 ha fracasado para abatir la contaminación (64% y 68%, respectivamente). Se concuerda con que la calidad del aire es mala (53%) o muy mala (23%) en esta área urbana y como causa principal del problema se mencionan de manera espontánea principalmente el exceso de automóviles y las fábricas. También, en menor medida, se señalan la sobrepoblación, el transporte público y la falta de cultura ecológica. 

La acción de las autoridades no convence en este tema. Más de tres cuartas partes se consideran poco satisfechos o insatisfechos con la manera como el gobierno capitalino ha buscado resolver el problema de la contaminación en la ciudad. Las medidas que se han adoptado para enfrentar este mal se perciben inadecuadas (68%) e insuficientes (84%). Cuando se le mencionan a la población diversas razones que se han expresado sobre la causa por la que se han generado las contingencias, se coincide principalmente con achacarla al mal estado del transporte público y a la corrupción en los verificentros. 

La mayoría está inconforme con la gestión de las principales autoridades para enfrentar el problema ambiental en la zona de la capital del país. Más de 60% está en desacuerdo con la manera como el gobernador del Estado de México, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México y el presidente Enrique Peña Nieto están manejando el cuidado del medio ambiente en esa área urbana.