Encuesta BGC - Excélsior

 

Encuesta: difieren sobre cómo responder a Trump

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

No predomina una opinión particular sobre cómo debe responder el gobierno de México a los ataques del precandidato republicano estadunidense Donald Trump. Algunos quieren moderación o que no se conteste nada, otros desean dureza. En cualquier caso, la impopularidad de este aspirante presidencial es casi unánime entre los mexicanos. Aunque todavía se cree que tiene baja probabilidad de ganar, va permeando la impresión de que si triunfa puede actuar contra los migrantes e imponer medidas contra México para cobrar el muro fronterizo que propone, según se concluye de la encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior. 

Los mexicanos mayoritariamente se han enterado de las críticas de Trump hacia nuestro país y existe un desacuerdo prácticamente unánime con sus afirmaciones en torno a que México ahoga económicamente a Estados Unidos y a que le manda droga, crimen y a lo peor de su gente. Sin embargo, no existe un claro consenso sobre cómo debe ser la respuesta del gobierno mexicano ante los ataques de Donald Trump hacia México. 36% cree que debe ser algo o muy moderada, 28% piensa que debe ser algo o muy fuerte y 31% considera que no debe contestar nada. 

Tiende a pensarse que hasta ahora la postura del gobierno mexicano ha sido prudente y seria (54%), aunque un significativo 40% cree que ha sido tibia. En cualquier caso, se apoya el señalamiento del gobierno de México de que las opiniones de Trump no contribuyen a una buena relación bilateral y de que México no pagará el muro que propone ese precandidato republicano (acuerdo, 80%). 

La mitad de la población con teléfono fijo no considera necesario que el gobierno haga algo más por el momento. No obstante, 43% cree que sí debería realizar alguna acción adicional, como defender más los derechos de los mexicanos en Estados Unidos, buscar diálogo con Trump o generar más empleos en el país para evitar la migración. 

La amplia mayoría de la población ya ha oído hablar de Trump y casi sin excepción genera una opinión negativa (mala 33%, muy mala 62%). En comparación, la probable candidata del Partido Demócrata, Hillary Clinton, es igual de conocida, pero causa una impresión principalmente favorable. 

Pese a que Donald Trump lidera la contienda por la candidatura republicana, la opinión pública mexicana tiende a creer que tiene pocas o nulas posibilidades de ser el abanderado de su partido (62%) o de ganar la elección presidencial en Estados Unidos (74%). 

Ante la eventualidad de que Trump triunfe, entre sectores significativos de la población sí existe una percepción de riesgo de que promueva acciones contra los mexicanos indocumentados en Estados Unidos (se le ve totalmente o bastante decidido, 77%). Igualmente, alrededor de la mitad ve muy o bastante factible que pueda llevar a cabo sus opciones para cobrarle a México el muro fronterizo que quiere construir, como por ejemplo, el recorte de subsidios y fondos, la aplicación de impuestos y cobros especiales a los turistas mexicanos o la imposición de gravámenes a las mercancías mexicanas. 

En contraste, la velada amenaza de Trump de hacer la guerra si México no paga el muro es vista más como una estrategia para ganar simpatizantes, pues no se cree que realmente tenga esa intención (64%).