Encuesta BGC - Excélsior

 

Avalan recortes no alza de tasas; 68% apoya limitación del presupuesto

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

De los encuestados, 93% está de acuerdo en que el gobierno restrinja gastos en viáticos, comidas y celulares para los funcionarios.

Las medidas de las autoridades financieras tomadas ante la baja de los ingresos petroleros y la devaluación del peso son poco conocidas. El recorte presupuestal y las restricciones al gasto operativo en viáticos, viajes y celulares para funcionarios públicos son bien recibidos, en tanto que el alza de la tasa de interés de referencia para los bancos genera desaprobación, según se observa en la reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior sobre el tema.BGC-Excélsior.

Poco conocido ha sido el anuncio de medidas por parte de la Secretaría de Hacienda y del Banco de México para enfrentar la baja del precio internacional del petróleo y la devaluación del peso frente al dólar. Sólo un tercio se enteró. Quienes recuerdan algo mencionan principalmente el recorte presupuestal. Una vez que se informa de las medidas adoptadas, la restricción de gastos del gobierno en viáticos, comidas, celulares y viajes para funcionarios públicos es la que genera notable consenso aprobatorio (acuerdo/en parte, 93%) (gráfica 1). También es ampliamente apoyado el recorte presupuestal (acuerdo/en parte, 68%) (gráfica 2) y la decisión de no afectar con esta acción el gasto social y en seguridad pública (62%). En el otro extremo, el aumento en la tasa de interés de referencia genera desaprobación (desacuerdo/en parte, 64%).

En consonancia con el acuerdo sobre la medida de disminuir el gasto público, ante la caída de los ingresos petroleros la población sigue inclinándose por ese recorte presupuestal como medio para compensar su impacto, aun si implica afectar programas importantes (54%). Casi nadie opta por recurrir a mayor deuda o subir los impuestos.

La utilidad esperada de las medidas anunciadas para compensar la baja de ingresos petroleros es bastante diferenciada. Se cree que la restricción de gastos operativos como viáticos, telefonía, comidas y viajes ayudará muchísimo (62%) o bastante (19%) para ese fin. En cambio, el recorte presupuestal por 120 mil millones de pesos divide opiniones. Del recorte del gasto en Pemex no se espera mucho beneficio (gráfica 3).

La opinión pública está consciente de que la baja del precio internacional del petróleo ha impactado sensiblemente en las finanzas gubernamentales. Al igual que en agosto pasado, alrededor de dos tercios piensan que las ha perjudicado mucho (gráfica 4).

Sobre las medidas para contener la devaluación del peso frente al dólar, la población manifiesta baja esperanza de que el alza de la tasa de interés y la suspensión de las subastas de la moneda estadunidense logren su cometido. (gráfica 5) De hecho, apenas se modifican las expectativas sobre los movimientos del precio del dólar en el corto plazo. 66% cree que aumentará el valor de la moneda estadunidense en el próximo mes: 27% piensa que mucho y 39% dice que un poco. (gráfica 6) En comparación con lo que se esperaba en agosto pasado, las expectativas de aumento para el mes siguiente apenas han descendido (6 puntos menos).

Las medidas ya referidas de las autoridades financieras se dan en un contexto en el que la mayoría absoluta de la población cree que la devaluación del peso ha perjudicado al país (algo 24%, mucho 68%) y a los entrevistados en lo personal (algo 29%, mucho 53%). (gráfica 7) La gente que se siente afectada por la depreciación de nuestra moneda afirma principalmente que lo nota en el alza de precios (gráfica 8).