Encuesta BGC - Excélsior

 

Visita del Papa divide opiniones

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Para los entrevistados en lo personal, la importancia que tuvo para ellos la visita del papa Francisco tiende a dividir opiniones, aunque se piensa que para los mexicanos en general fue muy relevante. Se cree que el Pontífice buscó tratar todos los temas de interés para la gente, aunque sin profundizar mucho en ellos. Destacan las cuestiones relativas a los pueblos indígenas, la familia y la relación de la Iglesia con los problemas de la población. Se aprueba la participación del presidente Peña Nieto y otros políticos en los eventos papales, según se aprecia en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

Los entrevistados en lo individual muestran posiciones encontradas sobre la importancia que tuvo la visita realizada por el papa Francisco a México (muy importante, 53%; poco/nada importante, 46%). No obstante, se piensa que la visita del Jefe de la Iglesia católica ha sido de alta significación para los mexicanos en general (muy importante, 67%). La mitad cree que el Papa abordó todos los temas que debía de tratar en su visita. Como principal mensaje que transmitió se menciona sobre todo la prédica de la paz, seguida por el valor de la unidad familiar y de la fe. Existe mayor inclinación a pensar que se enfocó más en los problemas del país que en los asuntos meramente religiosos. 

Se reconoce la importancia que le dio a los problemas de los pueblos indígenas, a la cercanía de la Iglesia a las necesidades de la gente y a la defensa de la familia. Existe consenso en que el Pontífice buscó tratar los problemas de México de manera general evitando meterse mucho en ellos. Hay posturas encontradas sobre qué tan crítico fue al abordar las dificultades del país (muy crítico 31%, más o menos 35%, poco/nada crítico 26%). Asimismo, hay inclinación a pensar que el Papa fue más o menos crítico hacia el gobierno mexicano durante su visita (42%). Un tercio cree que fue poco o nada crítico. 

La minoría que cree que Francisco no trató adecuadamente alguna cuestión refiere especialmente a asuntos como los desaparecidos de la Normal de Ayotzinapa, la pederastia, la corrupción y la violencia contra las mujeres. 

Las opiniones se dividen en torno al interés que tuvo la población en la visita del papa Francisco en comparación con los viajes de Juan Pablo II a México. 35% piensa que ha sido menor y 34% cree que ha sido igual. En contraste con el mencionado Papa de origen polaco durante sus estancias en nuestro país, a Francisco se le tendió a percibir con una visión más completa de los problemas de los mexicanos (41%). En cambio, en torno a la cercanía mostrada hacia la gente o el pronunciamiento de mensajes de utilidad para la población, las opiniones se reparten en similar proporción entre quienes creen que el actual Papa ha sido más notable y quienes piensan que han sido iguales. En relación con Benedicto XVI, Francisco es ampliamente considerado superior en estos aspectos que su predecesor inmediato. 

La presencia del presidente Enrique Peña Nieto y de varios gobernadores en eventos de la visita papal ha sido bien recibida. 75% piensa que han hecho bien en recibir a Francisco. También se tiende a aprobar que gobernantes y políticos hayan asistido y participado en misas oficiadas por el Papa: le pareció bien a 46%, le fue indiferente a 35% y sólo 18% lo consideró mal. Al finalizar la visita del Pontífice, la mayoría de la población cuenta con un juicio favorable sobre la Iglesia católica (62%), institución que se cree tiene una relación positiva con el Estado mexicano (64%).