Encuesta BGC - Excélsior

 

Quieren a México neutral tras atentados

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

La opinión pública nacional muestra una actitud pacifista frente a los recientes atentados en París. Se desea que el gobierno mexicano se mantenga neutral ante los hechos y se expresa en desacuerdo con la respuesta bélica del gobierno francés al bombardear instalaciones del Estado Islámico en Siria. Se temen consecuencias, sobre todo económicas, por lo sucedido en la capital francesa, aunque se cree que hay poca o nula probabilidad de que México sufra ataques similares, según se concluye de la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

Frente a los recientes atentados terroristas en París, la opinión pública mexicana se inclina claramente a favor de que el gobierno de México se mantenga al margen de estos hechos sin tomar ninguna posición (80%). Sólo 18% dice que debe condenar estos sucesos. 

Los ataques terroristas en la capital francesa fueron conocidos por casi toda la población (enterados, 94%). Un tercio señala como responsables a organizaciones ligadas a la religión musulmana, especialmente el Estado Islámico (26%). No obstante, algunos mencionan a la propia Francia (14%) o a Estados Unidos (7%). 

Se cree que los atentados tuvieron como fin causar terror, llamar la atención, mostrar poder, vengarse, defenderse o provocar una guerra, entre otras posibles motivaciones. 

La población mexicana tiende a adoptar una postura pacifista a la hora de opinar sobre cuál debe ser la respuesta de Francia ante los ataques que sufrió, 30% dice que debería de buscar una solución por vía del diálogo, a lo que se suma 8% que considera que el país galo no debe caer en provocaciones. Sólo 9% dice que debe atacar a los responsables de los atentados. 

En ese tenor, tres cuartas partes dicen que no se justifica la decisión del Presidente francés de bombardear instalaciones militares y centros de entrenamiento del Estado Islámico en Siria. Se califica como inadecuada esta reacción bélica de Francia (72%), medida que es percibida como una iniciativa independiente, sin injerencia de Estados Unidos. 

Más de la mitad (58%) piensa que los atentados en París tendrán alguna consecuencia para México. Principalmente se teme que afectarán la economía (30%) y, en menor medida, que pueda haber ataques terroristas y un aumento en la inseguridad, entre otros posibles efectos. Un tercio estima que no habrá impacto para México, básicamente porque se cree que el país no tiene nada qué ver con los problemas que originaron los ataques o porque somos una nación neutral. 

La mayoría ve una baja probabilidad de que México sufra un atentado ocurrido en Francia. 46% piensa que es poco probable y 25% dice que es nada probable.