Encuesta BGC - Excélsior

 

Aplauden la prevención por huracán Patricia

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Se percibe como obra de la naturaleza y de las acciones de Protección Civil el menor impacto que el huracán Patricia tuvo a su paso por el país. Es minoritaria la creencia de que los medios y el gobierno mintieron o exageraron sobre la peligrosidad de este fenómeno. Se evalúan positivamente las labores de prevención y atención de daños realizadas por las autoridades, según se observa en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

El funcionamiento propio de la naturaleza y las acciones de Protección Civil son las explicaciones principales que da la opinión pública para entender por qué el huracán Patricia tuvo un impacto destructivo menor al previsto. Estas causas son mencionadas por 33% y 30%, respectivamente. Un 17% señala a las oraciones y rezos de la población y sólo 14% afirma que se debió a que la supuesta fuerza del huracán era mentira. En efecto, este fenómeno meteorológico resultó menos peligroso de lo pronosticado (81%) y, en palabras de la gente, eso sucedió porque bajó de categoría y se estrelló en las montañas, y también porque el gobierno tomó las medidas necesarias, alertó a tiempo y los habitantes hicieron caso de las indicaciones de prevención. 

La idea de que en las noticias se exageró la fuerza de Patricia sólo es compartida por un tercio. Se coincide en que era muy poderoso, pero se debilitó al tocar tierra y chocar contra una zona montañosa. (61%). 

Algo más de la mitad de la población (56%) le da mucho o algo de crédito también a la tesis de que funcionó la intercesión divina gracias a la energía positiva provocada por los rezos y cadenas de oración de los creyentes, tal y como varios argumentaron, incluido el presidente Peña Nieto. 

La labor del gobierno para prevenir y proteger a la población ante la llegada del huracán es calificada positivamente. Se le evalúa como buena o muy buena (81%). Se piensa que las autoridades ahora tuvieron más cuidado para alertar a la gente que en casos anteriores, como el del huracán Odile en 2014 o la tormenta tropical Manuel y el huracán Ingrid en 2013 (66% así lo considera). Aún más, tres cuartas partes creen que la manera como alertó a los habitantes fue la correcta y sólo una cuarta parte estima que exageró. Ocho de cada 10 evalúan como adecuadas, suficientes y oportunas las acciones oficiales antes de la llegada de Patricia. 

Se califica favorablemente la manera como el gobierno está atendiendo los daños ocasionados por Patricia. 60% cree que ha sido buena o muy buena y más de la mitad ve oportuna y adecuada la labor que realiza. La mitad cree que todavía falta algo por hacer, especialmente reconstruir viviendas y ayudar a los damnificados. En suma, se cree que la manera como el gobierno de Peña Nieto ha reaccionado ante Patricia ha sido mejor que cuando enfrentó a Odile el año pasado (73%), opinión bastante extendida que contrasta con lo que se opinó de la actual administración, por ejemplo, tras el paso de Ingrid y Manuel en 2013, en comparación con sucesos previos.