Encuesta BGC - Excélsior

 

Respaldan nuevo peritaje en el caso Ayotzinapa

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Tras el informe del Grupo de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre el caso Ayotzinapa, la población divide opiniones sobre si estos especialistas apoyan o rechazan las investigaciones de la PGR. No obstante, se percibe que en el tema de la presunta incineración de cuerpos de los normalistas se objeta la versión oficial. Se respalda un nuevo peritaje y se reconoce que el gobierno se ha mostrado receptivo hacia el trabajo de estos expertos, según se observa en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

La mitad de la población se enteró del informe que el Grupo de Expertos de la CIDH presentó sobre el caso Ayotzinapa. La conclusión que se recuerda claramente más es la relativa a la imposibilidad física de que los cuerpos de los normalistas hayan sido quemados en el basurero municipal de Cocula. Frente a este informe de los especialistas de la Comisión Interamericana, la gente percibe principalmente que el gobierno mexicano se ha mostrado abierto en mayor o menor medida a escuchar y replantear sus investigaciones (60%). 

Se considera que el trabajo del Grupo de Expertos ha sido adecuadamente realizado (muy bien/ bien, 56%) y existen opiniones algo divididas sobre si sus conclusiones apoyan o rechazan los resultados de la investigación de la Procuraduría (apoyan/en parte, 51%; rechazan/en parte, 42%). 

No obstante, en temas como el móvil del ataque a los normalistas o la presunta incineración de los cuerpos de los estudiantes en el basurero de Cocula, la opinión pública considera que los especialistas de la Comisión rechazan las conclusiones de la PGR en ambos puntos (los expertos están en desacuerdo. 62% y 72%, respectivamente). 

Aun después de las conclusiones de los expertos de la Comisión Interamericana, entre la opinión pública no se observa que domine una posición en particular sobre el móvil del enfrentamiento en Iguala ni sobre el tema de la cremación de los cuerpos de los normalistas. Los puntos de vista se dividen casi por mitades en cuanto a la credibilidad o no de las versiones sobre el móvil del ataque a los normalistas, ya sea el del intento de sabotaje a un evento de la esposa del alcalde de Iguala, el de la toma de autobuses con droga o el de la participación de algunos estudiantes en un cártel rival del narcotráfico. 

Cuando se confronta la tesis sobre el enfrentamiento a causa del intento de boicot al evento de la esposa del alcalde de Iguala contra la del ataque motivado por la toma de un autobús que trasladaría droga, las opiniones se dividen en partes similares en torno de estas líneas explicativas. 

Tampoco hay un consenso claro sobre la credibilidad o no de la idea de la incineración de los cuerpos de los normalistas en Cocula. De hecho, la amplia mayoría respalda la iniciativa de la procuradora Arely Gómez para que se realice un nuevo peritaje con peritos prestigiados que aclare esta cuestión (acuerdo/ en parte, 81%). El punto donde sí hay un consenso amplio es en el de que los normalistas desaparecidos ya han de estar muertos (88%). 

Para la gente, los expertos de la CIDH han buscado ser imparciales con el único interés de encontrar la verdad sea cual sea (65%). Sólo 21% cree que han tratado de ser parciales en favor del gobierno y 10% cree que han buscado quedar bien con los padres de los normalistas desaparecidos. 

Se percibe que el gobierno mexicano está informando sobre los avances de la investigación y que continuará con las pesquisas para aclarar lo sucedido y castigar a los responsables (61%). Sólo un tercio piensa que ya está dando por concluida la investigación. También se aprueba que el presidente Peña esté ordenando que se tomen en cuenta las conclusiones y se atiendan las recomendaciones del informe de los expertos de la CIDH (le parece bien, 62%).