Encuesta BGC - Excélsior

 

Maestros respaldan evaluación; ven adecuados los cambios en el IEEPO

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

A pocos días del inicio del nuevo ciclo escolar de educación básica, el proceso de evaluación magisterial, mediante exámenes para ingresar o buscar una promoción, genera una opinión positiva entre los maestros de las escuelas públicas. Se juzga que es mejor sistema para cubrir plazas docentes que el que prevalecía antes, según se observa en la reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior entre maestros de educación básica. 

El sistema para otorgar plazas vacantes para los niveles de educación pública básica es calificado mayoritariamente por los maestros como mejor que el que le antecedió (54%). Sólo una cuarta parte dice que está peor. La amplia mayoría considera que la evaluación magisterial y el otorgamiento de plazas por concurso no vulneran los derechos laborales de los trabajadores de la educación (67%). 

La evaluación del desempeño de los docentes (35%) y sus respectivos concursos para ingreso y promoción (34% en conjunto) constituyen las medidas más mencionadas espontáneamente por los profesores como las acciones de la Secretaría de Educación Pública para mejorar la calidad educativa. 

Se percibe que el Concurso Nacional de Evaluación para cubrir plazas de nueva creación o vacantes fue un proceso ordenado (59%) y con amplia participación, pues se cree que asistieron muchos maestros y aspirantes a ingresar (67%). No obstante, la mayoría señala que no se pudo realizar en algunas partes del país (80%).

Opinión dividida

Los maestros tienden a dividir sus opiniones sobre las características del concurso para cubrir las plazas magisteriales en lo tocante a los temas que se evalúan y la organización de la prueba. La prontitud para la entrega de resultados es bien vista (50%). En cambio, existe inclinación a cuestionar la transparencia con que se aplica el examen (46%). Se piensa que la elaboración y calificación de los exámenes es responsabilidad del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación o de la Secretaría de Educación Pública. 

En el caso específico de Oaxaca, donde se ha dificultado seriamente la aplicación de las evaluaciones por la oposición de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, los maestros del país favorecen la medida gubernamental de quitarle a la CNTE el control del Instituto Estatal de Educación Pública. A la amplia mayoría le parece una acción necesaria (69%) y adecuada (66%). En suma, les parece bien o bien en parte que se haya efectuado (68%). También se observa inclinación a pensar que la recuperación del control de ese organismo por parte del gobierno estatal contribuirá a mejorar la educación en la entidad (63%).