Encuesta BGC - Excélsior

 

74% quiere que Osorio Chong siga en SEGOB

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Ante la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán, la opinión pública respalda que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se mantenga en su puesto para enfrentar este caso. Se cree que el narcotraficante contó con la complicidad de personal del penal para escapar. La población estima que las autoridades tienen que realizar acciones como combatir la corrupción, reforzar la seguridad e intensificar la búsqueda a fin de recapturar a El Chapo, según se observa en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

Tras la fuga de El Chapo Guzmán, la opinión pública cree que Miguel Ángel Osorio Chong debe permanecer al frente de la Secretaría de Gobernación. Ante la disyuntiva de debió renunciar o no, o como él dijo, debía mantenerse en su puesto para enfrentar el caso, una sólida mayoría de la población cree que debe seguir encabezando su dependencia y responsabilizarse de la recaptura del citado narcotraficante (74%). 

La huida de El Chapo Guzmán naturalmente genera sentimientos negativos entre la mayoría de la población, especialmente de coraje, enojo, molestia e indignación. A varios les produce temor y preocupación. Una quinta parte se muestra indiferente ante lo sucedido. 

Joaquín Guzmán Loera es un personaje rechazado por la población (68%). Sólo a una pequeña minoría le genera simpatía (21%). 

Se coincide con la postura de Osorio Chong en el sentido de que El Chapo Guzmán contó con la complicidad de funcionarios del penal (lo cree totalmente/bastante, 69%). No obstante, prevalece el escepticismo sobre si se castigará o no con todo rigor a los funcionarios cómplices (no cree nada, 50%). 

Para la población, delincuentes como El Chapo deben estar sujetos a vigilancia plena de sus actividades, aunque se vulneren sus derechos humanos en cuanto a privacidad y comunicación (61%). 29% coincide más con la idea de que la vigilancia a estos delincuentes debe ser respetuosa de los derechos humanos, aunque eso pueda permitir que se evadan de la acción de la justicia. 

Por otra parte, las opiniones tienden a dividirse por mitades sobre si el presidente Enrique Peña Nieto debió haber suspendido su gira en Francia. 

Tras su fuga, muy pocos creen que el gobierno logrará recapturar a El Chapo (19%). Tres cuartas partes piensan que seguirá prófugo. 

Quienes perciben medidas tomadas ante la fuga, señalan principalmente mayor vigilancia en aeropuertos y carreteras, acciones de búsqueda intensa y, en menor medida, retenes y una recompensa. 

Algo más de la mitad (56%) cree que falta algo por hacer para recapturar a El Chapo. 

Se menciona sobre todo el combate a la corrupción, seguido por referencias al reforzamiento de la seguridad, la reestructuración de las policías, el énfasis en la búsqueda de este narcotraficante y una mayor organización en este propósito para reaprehenderlo.