Encuesta BGC - Excélsior

 

Escepticismo sobre avances en seguridad; se percibe violencia regionalizada

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

La mayoría de la población sigue mostrándose escéptica sobre los avances para aminorar la violencia del crimen organizado en el país. Dado que se siguen presentando hechos violentos en varias zonas, para muchos queda la impresión de que este problema persiste igual que antes o que aumenta. Pese a esto, empieza a retroceder la idea prevaleciente de que el gobierno está rebasado por el crimen organizado, tal y como se puede observar en la última encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior

La percepción sobre la violencia generada por el narcotráfico y crimen organizado sigue dividida entre quienes creen que sigue aumentando (37%) y quienes creen que continúa igual de mal que hace un año (37%). No existe una opinión dominante sobre qué esperar para el próximo año en la incidencia de la violencia. 27% piensa que se va a poner peor, 28% cree que seguirá igual de mal y 29% piensa que disminuirá. 

Paulatinamente va predominando la idea de que la violencia del crimen organizado se concentra en algunos estados o ciudades (57%), particularmente Michoacán y Guerrero, aunque todavía una proporción significativa piensa que es un problema generalizado en el país (41%). 

Destaca que en Tijuana y Ciudad Juárez, ciudades que hace unos años eran percibidas como las más violentas, ya no prevalece la impresión de que este flagelo se esté extendiendo. Se cree que en esas urbes el problema sigue igual o ha disminuido. En cambio, se percibe aumento en estados como Michoacán y Tamaulipas o en ciudades como Acapulco y Guadalajara, lugares donde en meses recientes han ocurrido hechos violentos relevantes. 

La mitad de la población no tiene claro cuál puede ser el cártel más peligroso en este momento. Entre quienes sí refieren alguno, ninguno destaca sobremanera. Los Zetas y el Cártel de Jalisco Nueva Generación son algo más citados (12% y 10%, respectivamente). 

De los sucesos más recientes en materia de violencia y combate al crimen organizado, la nueva detención y arraigo de Rubén Oseguera El Menchito, hijo del líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación es el hecho que se recuerda ampliamente (63%). Su liberación se había logrado dos veces de parte de jueces por falta de pruebas, la opinión pública nacional se inclina a creer que esa decisión se debe a que esos jueces han sido sobornados o amenazados (68%), más que a un mal trabajo de la Procuraduría para presentar casos bien sustentados.

El envío de tropas a diversas poblaciones de Michoacán y el reporte donde se anunció la disminución de los secuestros en el país también han sido eventos con presencia entre la opinión pública; fueron recordados por la mitad de los encuestados. 

Poco se cree que el gobierno federal está combatiendo a fondo el secuestro (55%), pese a que se informó que se desarticularon 85 bandas dedicadas a ese delito y la detención de más de 500 secuestradores en el período de enero a mayo. 

Dado el escepticismo que suele prevalecer en materia de seguridad, lentamente va disminuyendo la percepción de que el gobierno ha sido rebasado por el crimen organizado. 60% piensa eso, cifra alta, pero diez puntos menos que en mayo pasado. Un tercio ya piensa que tiene capacidad de mantener el control.