Encuesta BGC - Excélsior

 

Quieren ver los beneficios de las reformas

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Ante los mensajes gubernamentales sobre la gradual materialización de las reformas aprobadas en el sexenio, la opinión pública todavía está a la expectativa de su concreción. La mayoría todavía no percibe beneficios relevantes, aunque ya minorías importantes ven algunas mejoras en telefonía e infraestructura. En parte, se debe al bajo conocimiento de beneficios generados por las reformas, según se observa en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior. 

La mayoría de la población no alcanza todavía a observar cambios sustanciales por efecto de las reformas aprobadas en el actual gobierno. 

No obstante, ya un tercio cree que se están ofreciendo mejores servicios de telefonía a menor precio y que se están construyendo más obras de infraestructura de comunicaciones como puertos, carreteras, aeropuertos y trenes de pasajeros. Asimismo, una proporción parecida capta que están llegando más inversiones del extranjero. Algo más de una cuarta parte piensa que los niños y jóvenes ya reciben educación de mayor calidad. Muy pocos creen que están disminuyendo los precios de la luz y gas o que ya no aumenta el precio de la gasolina. 

El impacto de las acciones producto de las reformas se ve matizado por el bajo nivel de conocimiento entre la opinión pública. Por ejemplo, los anuncios sobre inversiones extranjeras en el sector automotriz son poco conocidos. Sólo alrededor de un tercio sabe de las inversiones que harán las empresas Toyota y Ford en plantas automotrices y una cuarta parte recuerda la inversión que hará Goodyear en San Luis Potosí. 

Quienes están informados sobre estos proyectos, un sector se muestra reacio a considerarlos como frutos de las reformas. En efecto, 46% piensa que estas inversiones iban a llegar de cualquier manera. 36% sí considera que son el resultado de los cambios en la actual administración. 

Como se observa, la población todavía no aprecia resultados significativos de las reformas. La impresión predominante es que hasta el momento todo sigue como en años pasados (70%). Únicamente algo más de la cuarta parte piensa que el país se está transformando. 

Acerca de las reformas, la población tiende a coincidir más con la idea de que han ocurrido algunos cambios relevantes en la Constitución, pero falta ver que funcionen (45%). Una minoría importante cree que más bien no se modificará nada en el país con esas reformas (38%) y sólo 12% concuerda con que sucedieron cambios grandes moverán al país.

En comparación con las acciones en materia económica relacionadas con las reformas, los anuncios en el ámbito de la seguridad y combate al crimen organizado alcanzan niveles más de recordación entre la población. 

La mitad se enteró que se ha capturado a la mayoría de los delincuentes más importantes de Tamaulipas y que se ha detenido o abatido a buena parte de los criminales más peligrosos del país. También porcentajes parecidos saben de las afirmaciones en torno a la disminución de la violencia en Michoacán y Guerrero. 

El mayor conocimiento sobre las acciones relativas al combate al narcotráfico y crimen organizado probablemente esté contribuyendo a la recuperación en el nivel de acuerdo con la manera como Enrique Peña Nieto trabaja en ese ámbito. Sobre la seguridad, si bien prevalece la desaprobación a la gestión presidencial (55%), el porcentaje de personas que están de acuerdo ya alcanza 40%, 9 puntos más que en diciembre pasado.