Encuesta BGC - Excélsior

 

La situación financiera es el tema que más inquieta

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Las opiniones sobre la situación del país y en los rubros económicos y de seguridad son algo menos desfavorables, en promedio, que el año pasado. En particular, el pesimismo ha ido cediendo en torno a las condiciones económicas de las personas. La economía sigue siendo el tema que más incide en las percepciones generales sobre el estado del país, por encima de la seguridad. La corrupción ya aparece con alguna significancia como problemática específica, aunque por debajo del desempleo y la inseguridad, según se observa en la encuesta nacional en vivienda BGC-Excélsior más reciente. 

Cuando se engloba toda clase de consideraciones ya sean económicas, políticas, de seguridad o de otro tipo, la percepción sobre la situación general nacional tiende a ser en promedio algo menos negativa que en cuatrimestres previos. Así, a diferencia de noviembre pasado, prevalece ligeramente más la sensación de que las cosas están igual en el país (46%). La percepción de empeoramiento de la situación actual baja de 48% a 39%. Sólo 11% ve mejoría. 

Esta percepción menos desfavorable podría estar impulsada por las percepciones sobre la economía. Se registra un significativo retroceso de la percepción de deterioro de la situación económica de las personas, ya que ha bajado de 39% en agosto pasado a 28% en la actualidad. Ahora prevalece la percepción de que las condiciones personales siguen igual (56%, aunque generalmente se dice que igual de mal) y 11% cree que hay mejoría. 

Cuando se trata de la situación económica del país, el descenso de la percepción de empeoramiento es menor pues pasa de 44% a 39%; 46% piensa que está igual que hace un año. 

Las dificultades económicas siguen siendo las más mencionadas en conjunto como principal problema del país (41%). Los asuntos de seguridad pública son señalados por 28%; los problemas de otra índole abarcan ya 25%. En específico, como problemas individuales más citados aparecen la inseguridad (21%), el desempleo (17%), la corrupción (10%) y el mal estado económico en general (9%). 

Las opiniones se dividen sobre si la economía está en crisis (46%) o si se trata sólo de un momento económico difícil (40%). 6 de cada 10 siguen expresando temor de perder su empleo, proporción que se ha sostenido en los últimos meses. También se continúa afirmando que los precios de los productos de consumo habitual han estado subiendo mucho o muchísimo (67%). 

Las percepciones sobre la inseguridad son menos negativas que las económicas. Prevalece más la idea de que la situación en este rubro está igual que hace un año (44%); 33% piensa que ha empeorado, 8 puntos menos que en noviembre pasado; 16% cree que ha mejorado (gráfico 6). No hay una impresión claramente predominante sobre el nivel de violencia respecto al año previo; 37% cree que está igual, 30% dice que ha aumentado y 23% estima que ha disminuido. 

Sobre los principales tipos de delitos en el país, las opiniones tienden a dividirse entre quienes creen que presentan similar incidencia que hace un año y quienes afirman que han aumentado. 

El sentimiento de situación política preocupante, que repuntó con los acontecimientos de Iguala a fines de 2014, sigue bastante extendido; 62% lo comparte (algo o muy preocupante). Únicamente 29% percibe tranquilidad política.