Encuesta BGC - Excélsior

 

Satisface captura de La Tuta ; aplauden la aprehensión

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

La captura de Servando Gómez La Tuta, líder del cártel de Los Caballeros Templarios, tiende a ser bien recibida por la población y contribuye a mejorar la imagen de las fuerzas federales que lo detuvieron en Michoacán, en especial la del Ejército. Aun así, prevalece el escepticismo sobre la aplicación plena de la ley para castigar a este narcotraficante y se prefiere que sea mandado a Estados Unidos para que ahí sea enjuiciado, según se desprende de la encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior sobre este suceso.

La detención de La Tuta es bastante conocida. Tres cuartas partes se han enterado del hecho al momento del levantamiento de la encuesta. La captura constituye un evento que mejora o ayuda a mantener una buena opinión sobre las fuerzas federales que ayudaron en la captura, sobre todo la del Ejército Mexicano (67%) y transmite una imagen presidencial de fortaleza (51%). 

De manera parecida a lo observado cuando se capturó a El Chapo Guzmán en 2014, la captura de Servando Gómez ha generado principalmente sentimientos positivos (gusto, buena sensación) o indiferencia. Además, para 38% se genera mayor confianza en el futuro del país. 

No obstante, como ha sucedido en situaciones parecidas con otros capos de la delincuencia organizada, poco o nada se cree que con esta detención se debilite a los criminales que operan en el estado de Michoacán (71%).

La aprehensión se ve como una especie de “cortina de humo”, es decir, un golpe para distraer a la sociedad de otros problemas. 

Apenas algo más de la cuarta parte cree que se trata de un logro importante del gobierno peñista en el combate al crimen organizado. Pese a la importancia de esta detención, la mayoría de los consultados sigue estando en desacuerdo con la manera en que el presidente Enrique Peña Nieto está combatiendo al narcotráfico (59%). 

La mayoría piensa que a La Tuta no se le aplicará todo el peso de la ley (53%). Aún más, para la opinión pública nacional es preferible que Servando Gómez sea enjuiciado y castigado en Estados Unidos (60%), opinión más extendida que en el caso de la captura de El Chapo Guzmán. Sólo 32% se pronuncia por su procesamiento judicial en México. Tras la captura del líder de Los Caballeros Templarios sólo una minoría espera que disminuya la violencia en Michoacán (32%). Por el contrario, la expectativa más frecuente es que la violencia aumente en esa entidad (46%).