Encuesta BGC - Excélsior

 

Rechazo a protesta magisterial; aprueban desalojo de la CNTE

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Se desaprueba que el gobierno aceptara las demandas principales de la disidencia magisterial de Oaxaca y Guerrero a cambio de que terminaran sus recientes movilizaciones. Asimismo, se rechazan los bloqueos que realizaron los maestros oaxaqueños de la Sección 22 de la CNTE en Paseo de la Reforma en la Ciudad de México. La población respalda la intervención de la fuerza pública para deshacer esos bloqueos, aunque se ve bien que primero se haya buscado el diálogo, según se observa en los resultados de la encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior sobre estos hechos. 

La amplia mayoría de la población se enteró de las movilizaciones de los maestros de Oaxaca y Guerrero de la última semana en esas entidades y en la Ciudad de México. Ocho de cada diez conocen de estas protestas. Se expresa que las demandas de los profesores están referidas principalmente a la exigencia del pago de salarios y aguinaldos atrasados, al rechazo a la Reforma Educativa o a la solicitud de aumento de sueldo. 

La opinión pública nacional está en contra de los acuerdos a los que está accediendo el gobierno con la disidencia magisterial para terminar con las protestas. Casi toda la población está en desacuerdo con que se ceda a las principales demandas, como las de pagar sueldos a profesores que no aparecen en la nómina o entregar plazas a personas que no quedaron registradas en el censo magisterial. 

Tampoco se acepta que se les paguen los días no laborados a los maestros que no dieron clases por estar en las movilizaciones o que no se despida a los profesores que han faltado a las escuelas varios días por esa razón. Pese a lo convenido entre el gobierno y la disidencia magisterial, la gente duda de que con esos acuerdos ya se haya solucionado el conflicto (poco/nada seguro, 84%). 

El movimiento de la Sección 22 de Oaxaca de la CNTE y de los maestros disidentes de Guerrero sigue siendo bastante impopular. 31% simpatiza poco y 58% nada con ellos. Sus métodos de protesta inconforman a la población, por lo que el reciente bloqueo del Paseo de la Reforma en el DF es ampliamente desaprobado (76% está en desacuerdo con esa acción). 

Se observa sólido respaldo a la decisión de emplear la fuerza pública para deshacer el bloqueo que tenían los maestros disidentes en Paseo de la Reforma (85% está de acuerdo con esa medida). Debe señalarse que la mayoría cree que las autoridades hicieron bien en primero dialogar antes de enviar a la policía a quitar el bloqueo (61%). Sólo 36% piensa que se debió replegar a los maestros desde un inicio de las protestas. Se considera que la acción de la policía fue prudente y de firmeza sin ser represiva. 

La población sigue aprobando ampliamente las principales medidas de la Reforma Educativa, como las evaluaciones para el otorgamiento y mantenimiento de plazas magisteriales y para las mejoras salariales de los mentores (más del 80% está a favor de estas acciones). 73% ve correcto que el gobierno federal haya centralizado nuevamente el pago de la nómina de los maestros. No obstante, se piensa que ante la resistencia de la CNTE para aplicar la reforma, la administración de Peña Nieto se ha visto débil para ponerla en práctica en algunos estados. Para 85%, al actual gobierno se le está saliendo de control el conflicto con los maestros de Oaxaca y Guerrero, 16 puntos más que en marzo de 2014.