Encuesta BGC - Excélsior

 

Pese al caso Ayotzinapa, las finanzas preocupan más que la seguridad

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Prevalecen las percepciones negativas sobre las condiciones generales del país. Si bien, el caso de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa ha provocado un repunte en la percepción negativa de la inseguridad y la preocupación por la situación política nacional, las dificultades económicas continúan siendo el principal factor que alimenta el desánimo entre la población. Lo anterior se desprende de la tercera encuesta nacional en viviendas BGC-Excélsior

Repunta el pesimismo sobre la situación general de México a niveles parecidos a los de hace un año. 48% considera que está peor, 40% cree que igual y sólo 8% piensa que está mejor. Las percepciones negativas son causadas por una diversidad de razones entre las que se encuentran el estado de la economía, los problemas de inseguridad (incluido el caso de los normalistas) y los referidos al accionar del gobierno, particularmente la corrupción. 

Las movilizaciones y actos de protesta por el caso Ayotzinapa se manifiestan en una mayor inquietud política. En efecto, se da un sensible avance de la percepción de situación política preocupante, pues pasa de 55% en agosto a 67% ahora, el registro más alto del sexenio. 

Este malestar está ligado a la percepción de la problemática que más aqueja al país. Los problemas de índole económica siguen siendo los más mencionados como los principales del país (en especial, el desempleo y la percepción de crisis), pero disminuyen significativamente pues pasan de 46% en agosto a 37% ahora; debido al crecimiento de la referencia a los problemas de seguridad y violencia (de 25% a 29%) y a los de otro orden (23%), como corrupción y mal gobierno.

En contraste, la percepción sobre la economía personal es menos pesimista. Predomina la percepción de que está igual que el año previo (52%) y cae la sensación de que ha empeorado (pasa de 39% a 33%). 

Predomina, pero algo menos que en meses pasados, la percepción de que los precios de los productos de consumo cotidiano han aumentado mucho o muchísimo (69%). Sobre el empleo, se mantiene estable la creencia de que el entrevistado o un familiar pueden perder su empleo por la situación económica actual (65%). 

Tras el caso de los normalistas desaparecidos en Iguala, repunta la percepción de deterioro de la seguridad pública. Así, 41% cree que está peor que hace un año, cifra similar a la de quienes piensan que las cosas están igual en esa materia. Se extiende la creencia de que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha sido rebasado por el crimen organizado (51%). 

Este escenario más negativo se refleja en una fuerte alza en la percepción de aumento en las principales expresiones delictivas, sobre todo en la del número de ejecutados (50%, 23 puntos más que en agosto). Para la opinión pública, la situación de violencia generada por el narcotráfico y crimen organizado está igual (40%) o peor (36%) que hace un año, esto es una perspectiva más negativa que hace tres meses. 

Este escenario más negativo se refleja en una fuerte alza en la percepción de aumento en las principales expresiones delictivas, sobre todo en la del número de ejecutados (50%, 23 puntos más que en agosto). Para la opinión pública, la situación de violencia generada por el narcotráfico y crimen organizado está igual (40%) o peor (36%) que hace un año, esto es una perspectiva más negativa que hace tres meses.