Encuesta BGC - Excélsior

 

Expresan cómo ven al DF según encuesta BGC-Excélsior

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

En un contexto donde los gobiernos capitalinos recientes han buscado transmitir a la Ciudad de México el sello de urbe de vanguardia y avanzada social, la mayoría de la población del resto del país no envidia vivir en el Distrito Federal pues la consideran estresante, insegura y contaminada. Incluso muchos de los habitantes desearían vivir en una ciudad más tranquila y segura. Empero, se le reconoce aventajada en apoyos sociales, educación, salud, entretenimiento y opciones para progresar. 

Su gobernante, Miguel Ángel Mancera, tiende a dividir opiniones tanto a nivel local como fuera de la capital sobre su gestión, según se observa en la más reciente encuesta telefónica nacional y en el DF BGC-Excélsior. Quienes viven en los estados piensa que hay lugares mejores para vivir en el país que la Ciudad de México y no le gustaría mudarse ahí pues se cree que es insegura, sobrepoblada y tiene un ritmo de vida estresante. 

Incluso, entre los capitalinos hay opiniones encontradas sobre si su ciudad es la mejor para residir y a casi dos terceras partes les gustaría cambiarse a otra parte para tener mayor tranquilidad y seguridad. 

El Distrito Federal está lejos de destacar como el lugar más deseado para vivir para la población nacional. De hecho, ninguna ciudad del país destaca sobremanera. No obstante, en varios aspectos el DF sí puede ser un imán. Tanto entre la población de la Ciudad de México como entre la de los estados, el Distrito Federal aparece de avanzada en apoyos a la gente más necesitada, en opciones educativas y en servicios de salud. También se reconoce su ventaja en opciones de entretenimiento y se distingue por las oportunidades que ofrece para progresar y sus servicios públicos. 

En algunos rubros, la gente del resto del país valora al DF en relación con otros estados más que los propios capitalinos, quienes son más críticos. Tales son los casos del transporte público, las vialidades, la oferta de buenos empleos, el costo de la vida y los salarios. Pese a las ventajas observadas en el DF, el tráfico, la contaminación y la inseguridad son poderosos factores disuasorios para animarse a vivir en la capital mexicana. En esos renglones, la Ciudad de México es percibida como de las entidades más problemáticas. 

Ni en la Ciudad de México ni en el resto del país se cree mayoritariamente que el Distrito Federal sea privilegiado en recursos y apoyos en comparación con los estados del país. Apenas un tercio de los capitalinos y de la población del resto del país cree que sí recibe más de lo que debería. La población nacional piensa que no se le debe dar trato especial en recursos al DF por ser la capital (72%), opinión que también comparten sus propios habitantes (63%). 

Entre la población de los estados, la calidad de gobierno en el DF no parece hacer una diferencia clara entre esta entidad y el resto del país. La población de los estados no cuenta con una opinión predominante sobre si en el DF existe un mejor o peor gobierno que en sus entidades. 40% dice que es igual, 27% piensa que es mejor y 20% cree que es peor. 

El juicio que se tiene de la gestión del actual jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, tiende a ser más favorable entre quienes cuentan con alguna opinión en los estados que entre los habitantes de la capital del país. 

Para muchos en el resto del país pasan desapercibidas las obras, programas y servicios gubernamentales que se llevan a cabo en la capital. La mitad de la población del resto del país no logra mencionar alguna acción que les llame la atención por sus beneficios. 

Quienes en los estados señalan alguna medida atractiva que ven en la capital refieren principalmente los programas en favor de los adultos mayores, los programas de apoyo social en general, el Metro y las becas para estudiantes.