Encuesta BGC - Excélsior

 

Inquieta más la economía, preocupación sobre la inseguridad ha disminuido

 

Por Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

  

Todavía predominan los juicios negativos en torno a la situación general del país, así como sobre la economía y seguridad pública. No obstante, las percepciones de agravamiento van cediendo en algunos aspectos, sobre todo en inseguridad. Como ha sido patente desde hace un año, el tema de la inseguridad ha disminuido significativamente su importancia relativa en comparación con la economía en la escala de preocupaciones de la opinión pública, según se registra en la encuesta nacional en vivienda BGC-Excélsior más reciente.

Si bien todavía predomina, retrocede paulatinamente la percepción de deterioro de la situación general del país. 43% piensa que está peor que hace un año, seis puntos menos que en noviembre de 2013. 

La opinión de que las cosas siguen igual es compartida por 40%, juicio que es principalmente pesimista, pues 30% cree están tan mal como antes. 

Ciertamente los temas económicos en conjunto continúan como los más citados como principales problemas del país, en particular, la falta de empleo. 

Los asuntos de seguridad se mantienen en un distante segundo lugar, referidos por 25%, y ya casi emparejados en menciones por el resto de los problemas (22%), que desde hace un año han crecido en importancia y entre los cuales destacan la corrupción y el mal gobierno. 

El pesimismo económico sigue sin retroceder. Igual que se registró en abril pasado, 54% cree que la situación de la economía nacional está mal o muy mal. Asimismo, siguen divididas las opiniones entre quienes ven igual las cosas (42%) y quienes las ven peor (41%). Tampoco han variado las percepciones sobre la situación económica personal. 44% cree que están igual que antes y 39% las considera peor. Las expectativas no son halagüeñas, pues 57% cree que la economía del país estará peor o igual de mal dentro de un año, en tanto que 47% piensa lo mismo sobre lo que sucederá con su economía personal. 

Se sigue estimando que han aumentado mucho los precios de los productos de consumo cotidiano (75%), percepción que está tan extendida como hace un año. Sobre el empleo, 61% teme que él o un familiar puedan perderlo.

En materia de seguridad, las percepciones de deterioro van a la baja. Ahora sólo 32% cree que la situación está peor, seis puntos menos que en abril pasado. 45% piensa que está igual y 20% estima que ha mejorado. De igual manera, decrece sensiblemente el porcentaje de personas que ve un agravamiento de la violencia provocada por el narcotráfico y crimen organizado (peor, 17%, 20 puntos menos que en abril pasado). La opinión predominante es que sigue igual (52%).

De los principales delitos relacionados con la inseguridad, la opinión más frecuente es la de que se han mantenido igual que hace un año. Así se estima, por ejemplo, de los secuestros (49%), de las extorsiones (46%) y de los homicidios (40%).